Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

El I Ching y Paolo Uccello

Imagen
Ya no recuerdo cuándo vi por primera vez esta tabla de Uccello, pero acabo de comprenderla recién ahora. La comenzó en 1456, para la segunda vuelta de Saturno a su lugar natal, alrededor de los 60 años.
Siempre llamó mi atención Uccello, tan distinto a los demás renacentistas florentinos, en especial esta obra. Algo como Durero, cargado de simbolismo que se me escapaba, y con aspecto de estampa japonesa. Tuve que estudiar astrología, Tarot y numerología y unir todo eso al I Ching para "verla".


Les cuento lo que veo.


Las nubes en el Cielo forman el Taijitu, el círculo con yin-yang, la viga maestra del universo. Es decir, la simetría bilateral en evolución, en cambio continuo impulsada por el qi; y el juego de los opuestos que se generan el uno al otro.

El motivo se repite en la Tierra, muestra cuadros negros sin desmontar y blancos con parcelas en producción.

Entre el Cielo y la Tierra están los Hombres, y su oposición central, femenino-masculino, yin-yang. El dragón es la e…

El hexagrama 56,Lü y La Montaña bifurcada, el hogar ancestral de Bodhidharma

Imagen
"El caminante es un hombre de lo oblicuo. Aunque camine de día, simbólicamente es como una criatura de la noche: invisible, silencioso. En él desaparece toda claridad. Pasar por los lugares comunes de incógnito, huir de los caminos trillados para inventar un camino nuevo con los propios pasos, implica una cierta clandestinidad social. El caminante es un hombre del intersticio y del intervalo, de lo que está entre las cosas, pues al tomar las rutas secundarias se sitúa en la ambivalencia de estar a la vez dentro y fuera, aquí y allí… El caminante crea el camino a la medida de su cuerpo, de su aliento; no le debe nada a nadie, ni para dormir, ni para comer, ni para avanzar a lo largo de su camino…" (David Le Breton; Elogio del caminar; pag. 126-127)

http://www.siruela.com/archivos/fragmentos/ElogioCaminarfr.pdf


Esta pintura es una belleza, por eso la puse grande, para que la disfruten. Hay mucho para mirar y meditar aquí.
Lo que llama mi atención en este momento es que yo veo e…

El hexagrama 33, Tun, La Retirada

Imagen
El hexagrama 33 es muy frecuente en nuestras vidas, porque retirarse es algo muy frecuente y en ocasiones muy difícil de concretar.

Cuando llega el momento de retirarse, retirarse.


Es fácil de decir y difícil de hacer. Por más que te lo diga el libro, mientras no lo has comprendido todo, la retirada se eterniza.
Otra vez la mente que quiere comprender, o que piensa que aún hay algo por hacer en la antigua situación, posición o rol, que no se da por vencida.
Las emociones te lo dicen, ya no sientes nada allí; el cuerpo te lo dice, siente que ya no cabe en el viejo lugar, pero la mente insiste. Incluso puedes llegar a enfermar, porque el cuerpo ya no sabe más qué hacer para llevarte el mensaje: es hora de retirarse.

El trigrama inferior de los hexagramas hace referencia a lo que está sucediendo en tu interior, en el 33 es Ken, La Montaña. Te has detenido, te has retirado en o a tu interior, reflexionas, piensas, lees, meditas. Y ahí estás, parado con el cuerpo hacia retirarte y la cabez…