Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2012

El hexagrama 13, T'ung Jen, La Comunidad de los Hombres Libres. Primera Parte

Imagen
Este es un hexagrama que comenta las situaciones arquetípicas que se dan entre los hombres que son compañía porque los une algo que tienen en común.


Como pudieron ver o leer en la Primer Parte de El Señor de los Anillos, los reunidos en comunidad son muy distintos entre sí.
Parece que todos coinciden en las motivaciones, pero lo que tienen en común es algo transitorio, una tarea que hacer juntos, hacer frente a Mordor. Se unen ante un enemigo común.

Destruir el anillo no fue lo que los unió, porque eso no se visualizó desde un comienzo como la tarea. Pero esa fue la tarea que terminaron haciendo -y no juntos- y, sin embargo, juntos.

Por eso se separan pero siguen haciendo la tarea juntos, aun sin saber de todas las aventuras de unos y otros hasta el final, cuando se reúnen de nuevo.
Al trabajo lo hicieron juntos, hasta el que muere en el intento hace lo que tiene que hacer y sin dudar al caer en cuenta de su error.
Es como una conspiración silenciosa que no necesita saber lo que hace…

El hexagrama 47, Kun, La Desazón. Tercera parte. (de cuando el 47 se cierra por arriba y abajo y vamos al hexagrama 10, El Porte)

Imagen
Ven que en el análisis que vengo haciendo del 47 la desazón se cierra por abajo y por arriba si es que buscas tu propio camino.







Y eso significa buscar en tu interioridad para recordar quién eras antes de que te lavaran el cerebro en la familia y en la escuela. Así lo cierras por abajo, es la pata inferior central del ideograma.
Cuando cierras abajo, cuando re-conoces tu propia verdad, es cuando decides en total libertad cómo quieres vivir el resto de tu vida.
Si como carcelero y encadenado al que oprimes; como preso encadenado al opresor; o como un hombre libre entre hombres libres.
Allí se acaba el autoengaño y surge tu verdadera naturaleza y la fuerza de carácter que hayas podido desarrollar en tu vida.
Sabes si sos un animal carnívoro cuya vida depende de los que se alimentan de pasto, y entonces tomas sol hasta que tienes hambre.
Un animal herbívoro cuya vida depende de las plantas y entonces trabajas comiendo todo el día.
O un árbol autónomo.
Los tres son nuestros ancestros. Hay…

El hexagrama 47, Kun, La Desazón. Segunda Parte. (de cuando el hexagrama 47 se vuelca al 48, El Pozo de Agua)

Imagen
Otra manera de salir de la desazón es con un vuelco de consciencia.
Ese vuelco de consciencia es la gota final de la desazón, la que colma el vaso. Algo viene y llena el vaso y en un instante se entiende todo.
Es una liberación súbita.
Sucede cuando aceptas decir algo que sabías y no lograbas el valor para decirlo ante todos.
Cuando por ejemplo te liberas de un secreto penoso y proclamas tu verdad.



O cuando descubres un secreto que te involucra y restringe y aprisiona sin saberlo y vas y lo dices. Proclamas la verdad. Entonces es cuando al mutar la tercer línea de la desazón puedes comenzar a recomponer tu pozo.

Ven, El Pozo de Agua es nuestra verdad. Y la verdad nos cura a todos, todos bebemos de la verdad para satisfacer nuestra sed.
Aquello de lo que estábamos faltos, aquello que nos desazonaba, era la mentira y el engaño cómplices. Y como era mentira y engaño no sabíamos dónde buscar.
Lo peor de vivir en una mentira sin saberlo es que no se tiene acceso a los propios recursos, po…

El hexagrama 47, K'un, La Desazón, La Opresión. Confinado, encerrado, prisionero, rehén. Primera Parte

Imagen
¿Qué es estar desazonado? Parece como si todos lo supiéramos, pero es tan difícil de describir. La palabra lo dice todo y cuando hablamos de ello no decimos nada. Todas son palabras vacías.



Palabras vacías es estar desazonado. No hay palabras para la desazón, no usaré palabras para algo que todos conocemos y es intransferible.
Nos sucede cuando perdemos -o creemos perder- algo que sentimos muy valioso, algo que atesoramos en el corazón.
Algo que contentaba nuestra vida se ha ido, se escurrió por el fondo del lago.

El 47 es un signo interior, de trabajo interior. Cuando uno no puede sola es bueno pedir ayuda pero el que lo tiene que ver es uno mismo. La ayuda no lo puede ver, solo uno lo puede ver. Hay una desconexion en el 47, el agua del lago esta fluyendo abajo del lago, agua subterránea. El lago ya no es espejo del otro, no me veo cuando miro al otro. Lo desconozco.
Es que estamos haciendo un viaje por nuestro paisaje interior y  lo de afuera nos es ajeno. Eso si que, al fin del v…

El hexagrama 44 y El Maestro, 9 en el tercer puesto

Imagen
Los que usamos el I Ching para comprender y crecer le llamamos El Maestro.
Es algo extraño porque se trata de un libro, son palabras e imágenes. Y cualquiera se puede preguntar ¿Cómo es esto, un Maestro que no es humano, que es un libro? Y no llegar a comprender el tipo de relación que se establece.

Para comenzar a explicarlo nada mejor que una consulta.
Esta en particular fue ¿Cómo hago para encontrar el amor?

Ya dije en otra entrada que el I Ching no piensa, que toma la consulta en forma literal.

Si estudiamos la pregunta la podemos interpretar de dos maneras:
- de forma directa se le pide al libro que describa la forma en que esta persona "hace" para encontrar el amor.
- de forma coloquial se le podría estar pidiendo al libro que nos enseñe cómo encontrar el amor.

El libro responde a la pregunta directa, no a la forma coloquial.
Es decir, reitero; describe cómo hace, como opera esta persona para encontrar el amor.

La respuesta a la consulta fue el hexagrama 44, El Ir al …

Hexagrama 48, Ching, Reflexiones sobre El Pozo de Agua

Imagen
El hexagrama 48 se interpreta tradicionalmente como un Pozo de Agua.
Está K'an, el Agua, arriba. Sun, la Madera, abajo.
La madera penetra para llevar el agua hacia arriba. Un balde de madera o un árbol.


Y acá siempre me pareció que faltaba algo, hay un vacío, una letra que se ha perdido.
Porque se abandonó el Árbol y se lo cambió por El Pozo de Agua, un objeto cultural. A mi juicio eso le resta significado a este hexagrama, lo reduce a lo humano y cultural.
Y este hexagrama es más que humano, es universal, como los otros 63.
Eso es lo que me lleva a repensar el hexagrama 48, a ir lejos hacia atrás en el tiempo.
Trataré de explicarme, disculpen si voy y vengo y soy reiterativa

La madera eleva el agua.

Cuánto se puede llegar a saber sólo mirando y pensando si se vive en contacto directo con la naturaleza y se es por propia naturaleza un hombre.
Porque somos inquisitivos interrogamos al mundo. Nosotros queremos saber de qué se trata, y cómo funciona.
Y también quiénes somos.
Es que s…