I Ching, trigrama Agua, las aventuras del joven necio.


Las aventuras del agua comienzan en el hexagrama 4. Este hexagrama lleva en su estructura a la Madre rodeada de los tres hijos varones, como se ve en la foto. Montaña el menor, Agua el del medio y Trueno el mayor

El hermano del medio es el último en llegar a posar para la foto.
Lo buscaron por todas partes, vino, puso la cara, y se fue
El menor está disfrutando del trono de la Madre de la madre, tal y como lo disfrutó el mayor


En el hexagrama 4 el hijo menor, La Montaña -en el trigrama superior-, está sentado sobre la madre que está en el trigrama nuclear superior.
El hijo mayor, El Trueno -en el trigrama nuclear inferior-, sostiene arriba a la madre y se asienta sobre el hermano del medio, El Agua, que está en el trigrama inferior.

Hexagrama 4, de abajo hacia arriba,
Agua, Trueno, Tierra, Montaña
¿Quién se está escapando de la madre? El hijo del medio, El Agua. Se escapa por abajo, a escondidas de la madre por la sombra del auto suficiente hermano mayor Chen, el Trueno. Se escurre inadvertidamente para la madre. Rellena toda hondura, salta todo obstáculo, sigue un curso trazado de antemano por su propio destino. Baja y baja, toma el camino más corto y se junta con sus iguales.
Este es el necio que se arriesga porque es el que se le escapa a la madre desde muy niño, ni es dependiente como el menor ni auto suficiente y protector como el mayor. El Agua va a su suerte.

Hexagrama 7, El Ejército
Agua abajo, Tierra arriba
En El Ejército el Agua a llegado a la posición más baja, como está el agua en el interior de la Tierra. Allí se afana el Agua en ser útil a la Madre, pero el brotar del Trueno lo impulsa hacia arriba, lo aparta nuevamente de la madre.

Hexagrama 3, Brotar
Trueno, Tierra, Montaña, Agua
Muy alto; allá arriba, por encima de las montañas

El hermano del medio no se lleva bien con la autoridad que le pone reglas,
Hexagrama 6, El Conflicto
es necio -no conoce de jerarquías, se trata con todo el mundo de igual a igual-,  y es porque él nació en el medio y no conoce arriba ni abajo. Sin embargo, funciona bien con la autoridad que le permite ir a su suerte, que le permite experimentar por ensayo y error y lo sostiene arriba, porque arriba está afuera, libre.

Hexagrama 5, La Espera
 Él nivela, para eso es que sirve El Agua, para nivelar, para centrar y desde el centro llamar para mantenerse unido.

Nivel de burbuja para albañilería

Signo del hexagrama 8
La Solidaridad, el mantenerse unido.

Estudiar el comportamiento del agua en su persistente discurrir cíclico. Cada ciclo, una vida; interminable sucesión de vidas recorriendo la tierra, conociendo la madre y sin poder sentarse en su trono.
Esa agua que se infiltra y llena los acuíferos de la montaña, se acumula en los glaciares, presiona y rompe las rocas se abre camino al exterior en el manantial y desciende y va engrosando los ríos.





Ríos que se juntan y se hacen poderosos y atraviesan el peligro de las llanuras haciendo vueltas y revueltas para avanzar en el llano, llegar al mar, evaporarse al sol, ser arrastrada por los vientos y caer como lluvia y nieve en las montañas.



Un largo camino para volver a casa. Un viaje larguísimo, posible por la persistencia, ductilidad y blandura del agua. Y por su capacidad de cambiar de estado con sólo que alcance el umbral.
El agua sigue el camino de la menor resistencia, se pliega al camino, no tiene miedo, no tiene noción de la jerarquía, él nació en el medio. No rehuye los lugares bajos y sombríos, esos lugares en donde nadie quiere estar, tampoco la altura de las nubes.
Ven que el agua siempre es agua, sea como sea que la encontremos -hielo, vapor, líquida-, sigue siendo agua.

Igual que el hexagrama 29 que por más vueltas que le demos y operaciones que le hagamos no cambia su estructura. La única forma de cambiar al hexagrama 29 es encontrando su opuesto polar que es El Fuego, el hexagrama 30. Cuando a cada línea yang la cambiamos por una yin y a cada yin por una yang.

Hexagrama 29, El Agua
Hexagrama 30, El Fuego
Ven que el único cambio que admite el agua es radical, hacer consciencia consumiendo su vida en pasión arrebatada. Vida y muerte, Agua y Fuego; vida que se quema parejo, que se consume a pleno.

En su viaje el agua conoce el mundo, tiene múltiples experiencias, queda atrapada por milenios y millones de años. En los hielos de la Antártida, en los glaciares, en las cisternas subterráneas de agua fósil, a 2000 metros de profundidad en las llanuras abisales de los océanos.
Se puede decir que el agua es necia, que tropieza con la misma piedra una y otra vez, cada vez que pasa por ahí. Y que termina por convertirla en arena.
Que aprende, pero no termina nunca de conocer. Que es irracional de una manera muy racional. Que es vieja pero siempre es joven.
El agua persiste en su propósito, llegar a la montaña para sentarse en el trono, tiene hambre de madre. Por eso se mantiene niño y, sin entrar en cuentas, termina siendo un viejo niño sabio.

http://todoelorodelmundo.com/2012/04/04/la-fuerza-de-la-debilidad-segun-lao-tse/ (precioso blog!)

Porque ¿cómo se resuelve la disputa entre el hijo mayor y el del medio y ambos son felices en el regazo de la madre que está ocupado por el hijo menor en el hexagrama 4?
Se resuelve en el hexagrama 15, La Modestia. La modestia es viejo y experimentado como el Trueno -un líder natural-, niño como el Agua, sabio como la Montaña.

Hexagrama 15, La Modestia
Montaña, Agua, Trueno, Tierra
En esa única línea entera en el tercer puesto de La Modestia están los tres hijos reunidos en igual orden en que nacieron. El Trueno arriba en el trigrama nuclear superior, el Hijo Mayor; el Agua al medio en el trigrama nuclear inferior, el Hijo del Medio; la Montaña abajo en el trigrama inferior, el Hijo Menor.
Ese es el orden natural de precedencia porque los hexagramas crecen de abajo hacia arriba.
Los tres juntos -y sin romper el orden natural-, siguen y sostienen a la Madre, Kun, que está en el trigrama superior de La Modestia.
También custodian y proveen a la Madre en el hexagrama 16, La Provisión, que es su vuelco. Saben sin saber; se adelantan a la Madre Kun, le abren paso.

Hexagrama 16, El Entusiasmo, la pro-visión
De esta manera -por amor a la madre Tierra- los tres hijos devienen en un viejo niño sabio que es lo visible arriba en el hexagrama 4. Así, el Necio de ayer es el sabio de hoy sin dejar de ser el mismo necio de siempre. Siempre genera ese vacío interior a ser llenado y vaciado sin fin.

Hexagrama 4, La Necedad
Las peligrosas aventuras del Agua que se relatan en las líneas del hexagrama 29 y los episodios del necio que aprende del sabio y el sabio que enseña y aprende del necio del hexagrama 4, me recuerdan a Narciso y Goldmundo, esa novela de Herman Hesse tan entrañable que leí y releí tantas veces en mi juventud.
Es como si Narciso fuese la Montaña, y Goldmundo el Agua; y luego Goldmundo, en su vuelta, comparte con Narciso lo que ha llegado a saber caminando el mundo, porque Narciso no se ha movido de su lugar. Y la historia se repite una y otra vez. Y ninguno de los dos niega a su propia idiosincrasia.

Escuchen cómo pinta Hesse su personaje; este es Goldmundo:

Antojábasele que toda existencia se asentaba en la dualidad, en los contrastes; se era mujer u hombre, vagabundo o burgués, razonable o emotivo; en ninguna parte era posible, a la vez, inspirar y espirar, ser hombre y mujer, gozar de libertad y de orden, guiarse por el instinto y la mente; siempre había que pagar lo uno con la pérdida de lo otro y siempre era tan importante y apetecible lo uno como lo otro.
Este es el baile de los pares de opuestos el Agua y el Fuego. Los hexagramas 29 y 30 que agotan  la Primera Sección del libro.
Y, como siempre es el hexagrama impar el que activa al hexagrama par, el 29 agua activa al 30 fuego.
Es el encuentro de los hermanos del medio. Él es Agua, ella es Fuego. Del contacto surge vapor caliente que se eleva. Vivir haciendo consciencia.
Así se eleva el hermano del medio para poder volver.

Hexagrama 39, Cojeando

El agua se está infiltrando en la montaña, llenando sus acuíferos.
Así aprende la Montaña, su hermano viaja y vuelve a contarle lo que vio y vivió en su viaje. La Montaña acumula la información y la procesa
Y al bajar, el agua se lleva un poquito de la montaña consigo para disminuir la carga de la Madre y llevar a pasear a su hermano. En este hexagrama Agua está dos veces, es mucha agua y se puede entender bien si vemos el deshielo de primavera en él, porque el trigrama nuclear superior es Li, el Sol y el Fuego.

Y el peligro a que alude el hexagrama puede ser el de un alud de nieve, o el de una avalancha de lodo y rocas o nada más referirse al deshielo de primavera que trae las inundaciones en los valles y las llanuras. Por eso las líneas exhortan a la cautela, la mesura, a hacer cambios paulatinos para no salirse del cauce al descender y hacer un desastre en nuestra casa.
El trigrama inferior Montaña también es una casa, tanto la nuestra como una institución donde trabajemos, o un ambiente natural donde habitemos.

El significante es polivalente, el significado también.

En síntesis, donde sea que esté el agua en un hexagrama, conocer su forma de actuar en la naturaleza nos previene y ayuda a tratar con la situación en la que estamos. A mi juicio el Agua y el Fuego son los dos trigramas más fáciles de comprender. Con ellos no hay vueltas ni sutilezas.


No hay duda de que el I Ching es una descripción del mundo que sirve de descripción multidimensional.
Y que parte desde el mismo principio hermético que la astrología de todas las culturas, "como es en lo grande es en lo pequeño; como arriba, abajo". Algo que ahora se expresa de otra manera, pero es lo mismo: "el mundo es un fractal". Un término salido de la matemática y que usamos porque lo reconocemos cuando lo vemos:





Una fotografía de El Joven Necio, El Agua. Es Leonardo Di Caprio en Eclipse de una Pasión, la película que recrea la vida de Arthur Rimbaud.





El por siempre necio:

https://youtu.be/rbRCZMqH25w?list=RDrbRCZMqH25w



Esta entrada al blog no tiene fin ni comienzo, igual que el Ciclo del Agua.


Comentarios

  1. Hola Marta. Espero que todo ande bien para vos.

    Escibo aquí porque el hexagrama Meng me genera cierta inquietud.

    Dices que nos sale este hexagrama cuando consultamos necedades, y es cierto. Por eso a travès un poco del hexagrama 4 tomé desde el principio muy en serio a este maestro, que verdaderamente oía las preguntas, que sabía ser hasta mordaz y no le temblaba la mano para hacerse respetar.

    Pero entiendo que puede tener diversos significados, o hacer màs enfasis en algo, dependiendo de la pregunta. Puede significar entonces: "eh, necio, no preguntes más", o "seguime preguntando", o "paciencia que aprender es lento"... pero también puede significar muchas otras cosas.

    Casos concretos:
    Pregunto por un consejo para mi actitud hacia un docente. Me sale Meng, con lineas 1 y 2 mutando a la nutrición. ¿Es que no debo preguntar más por esta persona (lo hice una vez hace tiempo), que debo seguir preguntando porque estoy aprendiendo, o que debo partir de mi inexperiencia para analizar si me nutre este contacto, me muestra que soy una inmadura, me aconseja actuar como aprendiz, o simplemente indica la relación profesor-alumno?

    Pregunto sobre mi relación con un oficio, y me sale 61, La verdad, mutación en 1 y 5 hacia el 4, Meng. Quiere esto decir que si adopto la actitud de que ese oficio me devueleve a mi verdad soy inmadura? Completa el panorama de que alli requiero seguir aprendiendo? Indica simplemente que ese oficio me enseñará cosas? Me dice que no consulte màs, que la respuesta es esa? Que siga formándome en ese oficio? O qué querrá decir Meng acá.

    Por ahora esos dos casos de ejemplo para no marearte con mi mareo.

    Escribiendo este comentario veo una luz para la interpretacion particular y son las lineas. Si Meng puede significar tanto "deja de consultar" como "consulta màs que estás aprendiendo" la diferencia la pueden hacer las lineas, pero me genera mas confusiòn la posiciòn en que sale, si sale como primer hexagrama o si es el hexagrama al que se mutó, o bien, si sale solito.

    Una de las cosas que me gusta de tu blog es que permite una perspectiva imparcial a quienes nos enredamos en la mente y nos cuesta reconocer cual de todas las respuestas posibles es la indicada. Pero, ¿qué hacer para no depender tanto de vos? ¿Conservar tambièn recuerdos de la primera interpretaciòn que se venga a la cabeza, que es, se supone, la respuesta intuitiva del interior?

    Bueno, venga, que ya voy a terminar escribiendo otra entrada yo de no más pura confusión.

    Muchas gracias y un abrazo virtual.

    ResponderEliminar
  2. jejej! antes que nada, no sé tu nombre! Te llamaré Meng jajaj!

    Meng, tu hexagrama es hermoso.Habla de aprender y enseñar.

    La inquietud es por querer saber las cosas sin haberlo vivido.
    O por haberlas vivido pero sin aprender nada de ello.
    O por imitar al maestro y repetir como loro.
    O porque el maestro te obliga a seguirlo y no te da libertad para el pensamiento propio, te adiestra, te instruye y no te suelta. Te da todo masticado por otros como si fueras un bebe. Te da de comer papilla.
    O porque te aferras al maestro por miedo a ser independiente.

    Mejor aprende que es uno el que elige al maestro y que entonces es uno es que prescinde del maestro cuando ya no lo necesita.
    El I Ching es un buen maestro, como maestro es la segunda línea yang de este hexagrama. No se guarda nada, comparte lo que sabe, no tiene metas personales en el oficio de enseñar. No espera salario ni retribución, ni reconocimiento.
    El buen maestro es un buen alumno, cuando enseña, aprende. El buen alumno es un buen maestro, cuando aprende, enseña
    Así reconoces al buen maestro y al buen alumno. Encontrar esto en tu vida es una gran felicidad.

    Te digo que sos un buen alumno, jejejej eso para dejarte tranquilo y porque es verdad

    Veamos si esto te sirve para pensar sobre tus tiradas y tus aprensiones.

    Hay otras entradas sobre Meng, las puedes leer si entras por las páginas en la barra superior del blog.

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias Marta; Me dejaste pensando, me resonaron varias cosas, no me diste papilla.

    Mariana ;)

    ResponderEliminar
  4. Hola Marta, esperando que te encuentres muy bien!!! :) te cuento que estoy algo confusa, sucede que hace mucho tiempo que no consulto el I-Ching, y paralelo a esto hace más de un año que me di cuenta que no quiero seguir trabajando en lo que estudié y he estado meditando un cambio, el cual ya estoy segura de aquello, sin embargo para traspasarme a lo otro (lo nuevo) necesito dinero para realizar cursos y talleres pequeños de preparación, por lo tanto necesito dinero para costearlo, así que me propuse trabajar en lo que fuera, el punto es por mil excusas en las entrevistas no me han dejado o bien no me han llamado o bien pagan demasiado bajo el sueldo.

    El punto, es que justo en estos días me llamaron a una entrevista que postule hace varios meses atrás para trabajar en mi profesión y fui con la mentalidad de que si resulta, sera solo para juntar plata y poder retirarme, la cosa es que no me gustó, me refiero a que nada de mi quiere efectuar ese trabajo, y sé que necesito la plata (que más encima en lo que estudie me pagan bien), pero a costa de estar un año aproximadamente muy infeliz.

    Y en esa confusión, entre lo que quiero y lo que necesito es que pedí un consejo de qué hacer, y literalmente pregunte eso ¿qué hago? (pensando por supuesto qué hago, si lo tomo o no lo tomo) y me salio el hexagrama 4 mutando al 18, y es ahí donde me confundo, siento que me reto por preguntarle mucho, el punto es que no he preguntado nada antes, y al analizar ambos hexagramas me queda en mi corazón que definitivamente no tengo que tomarlo, que no sería una buena decisión si lo aceptara, y de pronto por eso salió el 4, porque estoy preguntando algo que tengo claro en mi corazón, como una persona inmadura.

    No sé Marta, me confundí, quisiera ver por favor si me puedes orientar o ayudar a aclarar un poco, si lo interprete bien o no, o bien si tengo que volver a preguntar, porque por lo que me dijeron estoy casi segura de quedar, y esa respuesta me la darán mañana y ahí yo tendría que decir el si o el no definitivo.

    Realmente no sé, si aceptar por la plata y luego retirarme o bien digo que no de inmediato y sigo buscando por otra vía.

    Agradezco Marta de antemano cualquier luz para aclarar la respuesta del I-Ching que me pudieses dar por favor!!!

    Un abrazo... gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Hola Elizabeth,
    mira, pienso que lo has tomado por el lado equivocado y es por el tipo de consulta que has hecho.

    Preguntas ¿qué hago? y la respuesta esta describiendo lo que haces. Lo que estás haciendo, esta duda de tomar o no tomar un trabajo que te pagan mejor que en otros trabajos es una necedad. Te estás contradiciendo, tus palabras no guardan orden y el maestro se enoja cuando los alumnos se contradicen al exponer la lección. Es porque no pueden alejarse a mirar sus propias palabras. Te ayudo a mirar tus propias palabras:

    Lee lo que dices: " necesito dinero para realizar cursos y talleres pequeños de preparación, por lo tanto necesito dinero para costearlo, así que me propuse trabajar en lo que fuera"
    En lo que fuera es el que fuera, ¿o no? Lo que fuera te ha llegado y dudas. Lo que fuera resultó ser aquello para lo que te formaste pero no por eso deja de ser "lo que fuera", es decir, cualquier trabajo que te permita juntar dinero.

    Cuando pides lo que fuera te llega lo que no quieres y lo rechazas en realidad no estás pidiendo lo que fuera, sino "lo que fuera menos eso que no quiero hacer" jajajajj
    Fue una corrección, es como si te dijera "corrige tus palabras porque no guardan orden, hay contradicción".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El 18 acá es trabaja en corregir tus palabras y eso corregirá tu vida. En el 18 se dice una cosa y se hace otra, el 18 es una pura contradicción que hay que arreglar.

      Eliminar
  6. Marta por Dios!!!, estás siendo mi espejo con tus palabras, te prometo que recién, recién ahora que te leo estoy cayendo en la cuenta, que estoy siendo muy lesa jajajaj muy niña, y no adulta, y obvio, tengo claro que no quiero seguir en mi profesión, pero voy a las entrevistas de eso, quiero trabajar en lo que sea, y me llega lo que sea y no lo quiero tomar jajajajaja que poco clara!!!!!

    GRACIAS UNA VEZ MAS!!!!! siempre es reconfortante leerte... tienes una claridad asombrosa, así que gracias por eso!!!

    ResponderEliminar
  7. De eso se trata el trabajo que hago acá, de hacer de espejo para poder tomar distancia al momento de la lectura. Si preguntas ¿qué hago? te responde lo que haces. Te pone el espejo para que mires lo que haces, te lo descibe. La contradicción entre lo que se dice y lo que se hace es muy frecuente.
    Sucede que las palabras no son las cosas. Las palabras se tienen que acomodar a las cosas para ser fieles a las cosas. El que manda es la cosa, la palabra es un servidor que nos permite comunicar las cosas. Las palabras son huecas, insustanciales. No son la cosa.
    Siempre que te salga el 18 mira por ahí.
    Saludos y gracias por este comentario, es jugoso.

    ResponderEliminar
  8. Hola Marta, comparto mi pequeña experiencia necia ;)
    Pregunté ¿cómo hago para modificar mi relación con x? salió 4 sin mutaciones. Salió después de que el maestro me respondiera 62.1.4 y 62 sin mutaciones a una pregunta similar acerca de la misma persona unos días antes. Como no pude procesar bien ese 62, digamos que no me gustaba, volví y acá está, el 4.
    La reflexión que quiero dejar es: sé que el maestro me dice 'necia, ya te respondí con el 62'. Pero a la vez, si literalmente me apego a mi pregunta y busco modificar esta relación con la actitud del 4, que es bien distinta y opuesta (digo bien?) creo que el resultado será el mismo, porque intuitivamente siento que hay algo de duelo, algo trunco, algo que no comprendo en este acontecer. Solo que tengo la posibilidad de elegir qué tipo de experiencia atravesar para llegar al nivel de comprensión que me toca. Todavía no sé si podré volar bajito y economizar y pasar toda estrechita por el 62 sosteniendo lo esencial, o si me gana la total necedad (porque siento ese impulso) y meto bien la pata. No sé cómo saldrán las cosas fuera, pero me llevo un increíble conocimiento de mi misma en cada lectura. Gracias por estar ahí para compartir! y como siempre, cualquier idea que se te venga en mente, es siempre luminosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Violeta, pues sí. Se me ha venido una idea en mente.
      Uno se vincula con el otro con una parte de lo que es uno mismo, una parte que es la que se despierta con el otro. Una vez que se ha establecido la relación sigue por el mismo camino ya conocido. Pero resulta que uno es mucho más que esa parte conocida, hay partes que no conocemos de nosotros mismos, que están enniñadas, abandonadas, no desarrolladas.
      Esos hexagramas, el 62 y el 4 hablan de afinar el oído y entrar a la interioridad a buscar esos aspectos de uno que ha dejado abandonados. En especial el 62 es un viaje nocturno por la interioridad usando el oído interno. Agua es oído y el 62 es el trigrama agua con sus líneas duplicadas. Esa mutación del 62 al 36, hay una luz escondida. Te está diciendo que profundices en vos misma, que si te renuevas por fuerza la relación cambiará porque no seguirás por el mismo caminito tan trillado de los hábitos.
      Qué te parece esto?

      Eliminar
    2. Violeta, lee esto, http://abatesoderini.blogspot.com.ar/2014/09/hexagrama-62-hsiao-kuo-el-pequeno.html

      Eliminar
    3. Marta, me parece acertadísimo. Estos días estuve reflexionando sobre ello y hoy pregunté ¿en qué situación está mi relación con x? Y acá se hechó luz a mi aprendizaje. Salió 39.3.4 al 45. La obstrucción de la reunión o La obstrucción que reúne. O la relación está en estado de obstruir la reunión, o en estado de obstrucción para reunirse. De un modo u otro...
      Otra vez Ken abajo, que me remite a lo inconciente, a mi interioridad, a cierta obstinación a modificar, resolver o lo que sea. Y las lineas diciendome que atienda esa interioridad, que la obstrucción está puesta ahí afuera para que mire hacia adentro, donde está lo que hay que hacer. Me remite a tu comentario sobre el oído interno y los hábitos.
      Se me vino en mente la imagen de un hombre que llegó al punto de encontrarse obstruido por una montaña, un río caudaloso y un follaje impenetrable, está parado y observa, no está entero, cojea, no tiene la fuerza suficiente para encarar nada allá afuera, entonces se mira la herida y reflexiona sobre ella, sobre cómo llegó hasta allí, sobre sus seres internos ¿se reúne con su interioridad? No sabe a ciencia cierta cómo enfrentará las obstrucciones, sabe que para saberlo se tiene que reunir con sus partes como un lago y ahí ver qué pasa con su agua. ¿Qué te parece?
      También la parte dificil, la que me da sensación de obstrucción, es que al ser inconciente por definición no lo veo, tengo la sensación de haber estado acá muchas veces, en el mismo debate, y me da sensación de cansancio.
      Por último La Reunión me parece un buen augurio, así que el cansancio tiene algo de sabor.
      Gracias infinitas, y como siempre, si se te enciende una luz con lo que digo, tirala a la hoguera jejeje

      Eliminar
  9. Anónimo5/1/17 15:15

    Hola Marta,

    Mi nombre es Helena. Antes que nada quería agradecerte por este hermoso espacio que has creado, en el cual nos permites acercarnos mas a nuestro propio yo.

    Te comento que llevo ya un tiempo sin trabajar, estancada digamos. Tengo estudios universitarios, varios idiomas, pero desde hace ya bastante tiempo no le encuentro gracia a nada, o sea nada de lo que he estudiado me llama la atención lo suficientemente como para continuar trabajando en ello. La cosa es que lo que si siento es la necesidad de crear, de sentir que invierto en un proyecto, pero en algo que me entusiasme. Se que la mayoría de las cosas que he estudiado lo he hecho pensando en el cualquier otro beneficio que esto pudiera reportarme, mas allá que el beneficio de ver sonreír a mi alma. No quiero de ninguna manera seguir en este limbo profesional, pero tampoco se hacia donde quiero dirigirme. Le he pedido cariñosamente al maestro que me de una señal, una pista de hacia donde puedo o debo dirigir mi carrera profesional. pues bien el resultado ha sido el hexagrama 29 sin mutaciones.

    Yo lo entiendo como que simplemente debo fluir y aceptar lo que se me presente, aun cuando no sea esto lo que quiero. Es como si las experiencias deseadas tanto como las no deseadas profesionalmente me llevaran de igual forma a mi destino. Y que a la vez este destino profesional esta en cada una de esas partes por donde recorre el agua. El llegar a la montaña( entendiendo a la misma como el lugar donde realizo una labor que amo, el lugar donde me gusta estar)no es en si la parte mas importante de mi vida laboral. Ya que de igual forma nuevamente partiré de esa montaña (como el agua) para continuar recorriendo. Me he confundido un poco, me gustaría tener tu opinión si fuese posible.
    Muchas gracias por tanto, amé la canción de Silvio al final de la entrada. Soy cubana y escuchar escuchar este tema me devolvió a senderos ya transitados. Es impresionante!

    Un abrazo,

    Helena

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena, esta entrada es perfecta para vos. El agua se encuentra bien en sitios bajos, siempre tiende a bajar, circula pegada a la tierra, buscando la pendiente. Por eso es un camino sencillo, porque NO ELIGE.
      No elige, entiendes, no lo hace. ASí se encuentra el camino propio, sin elegir. Uno simplemente sigue por lo más fácil y simple que es lo que se abre delante de los pies.
      Fluir es una palabra que está de moda pero muy pocos lo hacen. Hablan de eso pero tienen ideas fijas en la mente sobre lo que quieren, cómo lo quieren, cuándo, dónde, con quién y para qué. Y si la vida no les trae eso se quedan estacionados donde están 20 años.
      Siempre recuerdo a un vecino, este vecino quería revestir el frente de su casa con mármol travertino. No lo podía pagar y vivió 30 años con su casa sin revestir y sin pintar cubierta de moho y manchas de arriba a abajo. Todos nos enteramos de eso porque él no hacía otra cosa más que quejarse de su sueldo y de no poder hacer realidad su sueño. Cuando cumplió 60 años su hijo le envió euros desde España para que lo hiciera, la revistió y al año siguiente murió de un paro cardíaco. ¿Entiendes lo fácil que es vivir mal? Igual de fácil es vivir bien, uno hace una terminación a la cal y pinta su casa y listo, a otra cosa mariposa. Eso sucede cuando uno elige demasiado, que se queda varado envuelto de moho.

      No hay manera de confundirse con esa respuesta. Te dice que imites al agua. Estudia el agua.

      Silvio ha sido un amigo, lo sigo desde mis 20 años. Desde que lo conocí. Es un poeta, un músico y una persona ejemplar. Nunca me sonó a hueco y me parece que es un joven necio y lo seguirá siendo hasta que muera.
      Recuerdas eso de "los mansos heredarán la tierra"? Eso mismo.
      Cariños y gracias a ti.

      Eliminar
    2. Lee las otras entradas del hexagrama 29, hay muchas, más de las que están enlazadas en esta entrada. Las encuentras en la pagina Hexagramas 1 al 30.

      Eliminar
    3. Por si no lees las demás entradas. El trigrama agua es el corazón, deja que tu corazón elija, que no sea tu mente la que elija. Si sufres con tu elección es que has elegido con tu mente. Ese vecino del marmol travertino sufría por su elección. ¿Lo ves?

      Eliminar
    4. Anónimo7/1/17 14:04

      Marta, buenas tardes, casualmente después de leer otras entradas del 29 te había dejado un mensaje que como no se a donde se fue, pues lo publico nuevamente.
      Hola Marta, soy Helena, nuevamente jejej. Me he quedado leyendo otras de tus entradas del 29 y me han resonado tremendamente alguna frases, tales como:
      “El viaje de una gota de agua es interminable, nunca para de viajar. No necesita combustible para moverse como lo necesita el fuego, sin embargo sí necesita el calor y el frío para cambiar de estado, subir y bajar”
      Al leer esto sentí una paz inmensa, porque de alguna forma llevo mucho tiempo cuestionándome como he podido enfriarme profesionalmente? cuando hace unos años atrás parecía que estaba hecha de un motor llamado ambición? Ahora entiendo que me he enfriado para poder recibir el calor de una llama diferente, una llama mas amada, mas en sintonía con mi alma.
      Cuando leí este otro fragmento:
      “Frente a mis ojos hay agua, humedad atmosférica que no veo pero que puede condensar en nubes frente a mi propia vista. Por eso se asocia a la imaginación creadora. El agua es transparente, sin embargo deforma la visión de lo que está sumergido en ella. Lo agranda y cambia de lugar, el agua genera ilusiones visuales, espejismos. Por eso se asocia al arte, la música la poesía.”
      Te juro que justo ahí sentí que encontraba la señal que estaba pidiendo con mi pregunta. Desde chica se me dieron bien casi todas las manifestaciones del arte( se lo agradezco a mi mercurio en piscis), pero también desde chica me ensenaron en casa que el arte no era una profesión. Y tengo justo que vivir todos estos años, pasar todas experiencias profesionales en las cuales me sentía extranjera para que hoy gracias a este espacio, yo logre entender la naturaleza que he estado rechazando.
      No creo que me sea fácil integrarla, pero al menos voy a intentarlo.
      A ti, Marta, agradecimientos infinitos.
      Helena

      Eliminar
    5. Lo lograrás, cualquier cosa que sea que hagas, lo haces con Mercurio en Piscis.
      Lo que sucede con el arte es que te acerca a lo trascendente, mejor dicho, te acerca al misterio. También tengo Mercurio en Piscis y las imágenes aparecen y las escribo hasta que se van y aparecen otras y otras. Por eso hay tantas imágenes escritas en mis entradas y alguna de ellas despierta algo en alguien y otra en otro alguien y así.
      Este libro estimula eso, es una manera de conocer si salir de casa, como si estuvieras en el cine. Hemos llegado al mundo con la máquina de hacer películas incorporada a los genes jajajajaj.
      Ok, Helena, se agradece. Un abrazo

      Eliminar
  10. Estimada Marta,
    hace meses que te descubrí y desde entonces frecuento tu blog casi todos los días y me es de gran ayuda.

    Llevo toda la vida utilizando el Tarot, e incluso lo he enseñado a otros, y por eso antes de Marta me resistía al iching porque pensaba que era demasiado oriental para nuestra mentalidad; aún me resulta difícil pero ya voy tomando todo lo que me puede servir de guía.

    Al leer esta entrada sobre el agua y el joven necio me he sentido muy identificada pues yo era la niña del medio y también la única de la familia que voló por cuenta propia con valentía, siempre en pos de mis sueños. Tengo que decir también que soy Leo ascendente Piscis, fuego y agua, complicado no? Un temperamento artístico muy fuerte que me ha hecho sentirme siempre diferente.

    Así la vida me llevó por muchos caminos, y nunca temí al cambio, ni de oficio ni de países, apasionada siempre y siguiendo lo que me dictaba el corazón. Sin embargo ahora que ya soy "vieja", siento que he fracasado en todo y llevo muchos años arrastrando una depresión y una soledad tremenda, siento que he llegado a un páramo estéril y me siento cansada para volver a comenzar.

    No quiero consultarte ninguna tirada ahora, solo decirte que veo mucha contradicción en los consejos del iching y en todos los consejos de autoayuda del mundo, pues por una parte dicen que fluyas, que te dejes llevar, que no opongas resistencia a la vida ni al destino. (En mi caso sería aceptar mi soledad, lo que me hace muy infeliz).
    Mas también te dicen que luches, que persigas tus sueños, que vas a conseguir atraer lo que deseas. Así pues me debato entre estos dos caminos y no consigo verlo claro, y te agradecería tu opinión.

    PS.- precioso el blog que recomiendas más arriba; si me permites esta falta de modestia, yo también tengo un blog en la misma tónica, que aunque ya lo he dado por finalizado tiene muchas cosas bonitas e interesantes que se puede ver aquí:

    http://elcielovirtual.blogspot.com.es/

    Te mando un cordial saludo desde Sevilla.
    Peli-Roja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola peli-Roja, te recuerdo. Mira, no sirve sólo fluir, el hexagrama Agua, el 29- y tampoco sirve sólo hacer consciencia de lo vivido -el hexarama Fuego, el 30. La cosa es una combinación de ambos, ambos al unísono. Al vivir haces conciencia repasando y revisando lo vivido. Eso de atraer lo deseado con un simple irse de boca en la acción, pura experiencia sin reflexión. Eso es lo del Agua.
      Por algo al hexagrama 29 le sigue el 30. En el 30 te adhieres a una condición o situación hasta que la consumas -consumes- por completo y así hay aprendizaje. Las cenizas son el aprendizaje.

      Eliminar
    2. Un puñadito de cenizas que llevas contigo y poco a poco va transcurriendo tu vida hasta que casi todo es ceniza y entonces ya sabes lo que es vivir. El significado de tu vida es algo que tiene valor para ti, pero también puede ser útil a otros. Esto es algo que se hace entre todos. Un camino personal con los otros, ¿cuáles otros? todos los otros, incluso ese con el que te cruzas en la calle y casi te chocas y pasan uno del otro con una sonrisa. Hasta esas cosas mínimas que haces con otros cuando estás despierta y reconoces al otro, lo miras y lo ves.

      Eliminar
  11. Hola Marta. GRACIAS por dejar que el conocimiento encuentre en ti una vía para llegar a los demás.
    Pregunte en una consulta el porqué de una emoción que no consigo eliminar del todo y aparece cuando menos lo espero. Salió el 29 sin mutaciones. Leí los enlaces, el Compendío e intento encontrar el sentido de la respuesta. Pero hay un párrafo que me tiene confundida "Las emociones son agua, el agua es transparente sin embargo deforma la visión de lo que está sumergido en ella, lo agranda y lo cambia de lugar, el agua genera ilusiones visuales, espejismos". Creo entenderlo, es mejor en esta situación no dejarse llevar por la emoción, y me pregunto...los psicópatas no tienen emociones, solo ira, significa ello que su apreciación de la vida, del día a día es más lúcido que el nuestro " los normales". Un abrazo

    Nómada, soy mujer

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las emociones son como las olas del mar. Suben y bajan. Lo mejor es darle un cauce por donde no te lastimen ni lastimen a los demás. Cantar por ejemplo, un deporte, bailar, escribir, leer, pintar, trabajar en el jardín, colocar un punching-ball en alguna parte de tu casa y usarlo, cada uno tiene que encontrar la mejor manera para uno de encausar sus emociones y darles uso.
      Negarlas e intentar controlarlas las retuerce y terminas siendo cruel y despiadado o te fabricas alguna fobia o cualquier otro tipo de descarga emocional retorcida. La emoción es una forma de energía, un motor. Toda forma de energía que tenemos es para ser usada, para eso es la energía, para ser usada.
      Nos enseñan que tenemos que controlarlas en lugar de enseñarnos a explorar las posibilidades de uso que tiene nuestra energía emocional. Pero ahora ya sos grande y puedes aprender por tu propia cuenta. Ya no están mami y/o papi y/o abuelo/a ni maestra del jardín infantil pidiéndote que hagas lo que no puedes y enfermándote por intentarlo.
      Encuentra un uso placentero, útil, para tus emociones. Al Agua nadie la puede controlar cuando baja ni cuando sube. Hay que surfearla.
      Un abrazo

      Eliminar
    2. En el hexagrama 29 los trigramas nucleares son Trueno y Montaña. Juntos hacen el hexagrama 27, La Alimentación. Cuando controlas ese Trueno con Montaña alimentas tus emociones en lugar de usarlas. Las engordas hasta que estallan como un globo sin capacidad de guardar más.

      Eliminar
    3. Agua necesita fluir con libertad para vivir sana

      Eliminar
  12. Gracias Marta.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo21/6/17 9:31

    Querida Martha!! Ecxelente comentario. He consultado acerca de la conveniencia o no de dejar mi empleo en relación de dependencia para ejercer mi profesión de abogada en forma particular y me ha salido el hexagrama 9 mutando al 4. Es que creo que nos han hecho creer que debíamos aceptarblas reglas y obedecer. Pues en este sentido interpreto que yo sería ese hijo del medio que se escurre como el agua a su propia suerte. Es que yo no puedo estar sujeta a jerarquias. Pues no puedo recibir mandatos. Quiero ser independiente. Gracias tu post me ha hecho notar lo acertado en mi decisión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, uno quiere usar sus propias preguntas y encontrar sus propias respuestas.
      Ok, mucha suerte. Un abrazo

      Eliminar

Publicar un comentario

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este espacio de comentarios es para compartir las lecturas, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme"del formulario de comentarios para que les llegue su publicación y mi respuesta. Gracias por participar con nosotros.

Entradas populares de este blog

Hexagrama 61, una lectura de las lineas 3 y 4

Hexagrama 16, El Entusiasmo. Las Líneas

Hexagrama 56, para su sexta línea.

Hexagrama 63, para su tercera línea

Hexagrama 52, La Montaña, las líneas