I Ching, el lenguaje de la analogía.


Los textos de este libro intentan facilitar la comprensión de los 64 signos de tal manera que no reduzcan su significado. Para lograrlo usa analogías. Palabras o modos de decir que están próximas por asociación de significado. Digamos que se corre hacia los lados buscando lo similar y rodeando el signo y las líneas de similitudes. No es un pensamiento lineal de causa consecuencia el que busca las palabras, sino un pensamiento lateral, de similitudes. Se busca la semejanza.


La Primavera-Pierre Auguste Cot- 1873
Pongamos por caso el nombre de un signo cualquiera de los 64 signos: el 39, El Impedimento (R. Wilhelm) o Cojear (Ritsema-Karcher) o La Dificultad (Karcher). 
Cualquiera de estos tres nombres es correcto para este hexagrama y se pueden encontrar otras palabras que también sean otros espejos de este signo tales como problema, calambre, incapacidad, minusvalía.
Algo que se relaciona con el estar o el sentirse en inferioridad de condiciones ante un impedimento, una dificultad, un problema; que lo son porque uno realmente está o se siente en inferioridad de condiciones, que de no estarlo o no sentirlo así, no lo serían. Y por eso también se traslada a palabras como reto, examen, desafío. Y a frases como detenido frente al riesgo o frente al peligro. También he leído renguera, pié frío o acalambrado. 

¿Por qué este signo del 39 se puede llamar con estas palabras y otras muchas y de muchas maneras sin agotar su significado? Porque ninguna de estas palabras ni frases es el signo del 39, el signo es mucho más abarcador.
Ninguna de ellas define el hexagrama y cada una de ellas es una aproximación desde un punto de vista excéntrico: el punto de vista del observador. Es decir, cada uno de nosotros que ha recibido este hexagrama como respuesta y está enfrentado con un problema a resolver.

De donde resulta que este hexagrama 39 también nos está mostrando a nosotros mismos, los usuarios y estudiosos de este libro, en el acto de hacer una lectura que nos resulta dificultosa, para la cual estamos incapacitados, en minusvalía, nos sentimos impedidos de hacerla, la vivimos como un problema para el cuál debemos estudiar y pedir consejo, asistencia y ayuda como si estuviéramos frente un examen o ejercitarnos con perseverancia como si estuviéramos frente a un desafío.

¿El nombre del 39 se agota en sus manifestaciones cuando sumamos todas las palabras y frases que podamos llegar a encontrar? No, no se agota. El signo es más que la suma y por eso puede abarcar lo que es:


El signo del hexagrama ES y las palabras que usamos para traducir los textos son espejos, alegorías, metáforas. Incluso palabras como "femenino" para una línea partida y "masculino" para una línea entera son espejos. Lo que - en algún momento histórico- llevó a la aparición de los términos yin y yang respectivamente, para intentar evitar que se confunda el espejo con el ser de la cosa. Intento que, aún, sigue intentando y no lo logra.

La Primavera-Sandro Botticelli-1482
Es evidente que estas dos pinturas alegóricas para la Primavera no son la Primavera y que aunque pintemos cientos de cuadros alegóricos para La Primavera ninguno de ellos lo será.

Toda palabra busca ser totalizadora de la cosa que busca identificar y ninguna lo logra. El ser de las cosas no se puede identificar, siempre se trata de una aproximación. 
Esa es la limitación de las palabras y bienvenidas sean las palabras si al menos nos acercan más al ser de las cosas. Cuantas más palabras, mejor. 
Pero olvidar que la palabra NO ES LA COSA es un error que nos limita la percepción del ser de la cosa.

Hay un lugar en donde las palabras no alcanzan y es pura percepción, un lugar de donde brota la palabra más adecuada para la ocasión.

Acá sería bueno si siguen a esta otra entrada antes de continuar leyendo ésta; es para agregar, para abundar en distintas maneras de abordar la cosa aprovechando lo que ya escribí sobre el 39. Es otra entrada en la que uso las metáforas que ya están disponibles para este hexagrama y en las que se puede bucear para encontrar las enseñanzas del 39:


Veamos otro ejemplo:

Que sus cabellos son de oro, su frente de campos elíseos, sus cejas arcos del cielo, sus ojos soles, sus mejillas rosas, sus labios corales, perlas sus dientes, alabastro su cuello, mármol su pecho, marfil sus manos, su blancura nieve (....) Estas metáforas son las que eligió Miguel de Cervantes Saavedra para poner en boca de Don Quijote cuando intenta describir por la suma de todas ellas a Dulcinea. Un conjunto de lugares comunes de los libros de caballería de la época, porque Don Quijote tenía pocas palabras para elegir que no fueran las de los libros de caballería.

Ahora una metáfora de las que eligió el Príncipe de Chi, al que se atribuyen los dictámenes de las líneas del I Ching, mil cien años antes de Cristo.
Una analogía dice, pero dice de una manera peculiar: es el dedo que señala la luna, pero no es la luna. Reitero, lo mejor para vérselas con cualquier tipo de analogía es anteponer “es como…”. Veamos el caso:

es como… “ropa interior amarilla (que) trae elevada ventura”.

Al (que) me obliga la sintaxis española porque antepuse "es como...", no está en el dictamen

Esta metáfora está en la quinta línea del hexagrama 2, Lo Receptivo, la Madre, la Tierra, las gentes, el pueblo, el trabajo y también el suelo fértil. Su mutación nos lleva al hexagrama 8, La Solidaridad.



Ropa señala que estamos viendo algo que recubre la cosa, que es exterior a la cosa;

Ropa interior señala que es exterior pero íntimo, que hemos accedido a la intimidad de la cosa (y no cualquiera accede a ello porque el hexagrama 2 es oscuro);

Ropa interior amarilla señala que es riqueza, que es valioso. Amarillo, el color del oro, del Centro que gobierna y de la tierra fértil de la llanura china.

Ropa interior amarilla trae, porque la cosa lo tiene y por eso lo trae consigo.
Pero no es del consultante, es de Lo Receptivo: un órgano hueco capaz de materializar un hijo y que está oculto a la vista en el trigrama inferior. Uno sólo ha visto lo que otros no ven, la ropa interior amarilla y porque es amarilla sabe que es valiosa y trae consigo elevada ventura.

Ropa interior amarilla trae elevada, no es la ventura del codicioso y avaro que engorda a lo ancho, siempre más de lo mismo; es la del que busca crecer a lo alto: elevarse. 
Elevarse queda abierto a la interpretación dependiendo de qué, quién o quiénes son los destinatarios de esta línea como respuesta. Puede ser en la escala social, buscar la altura para tener mayor visión o porque siente el recorrido de su vida como una ascensión espiritual o porque busca crecer en su profesión u oficio. Sirve para todo, es servicial porque es una línea yin.

Ropa interior amarilla trae elevada ventura, acá doy por supuesto que ventura no necesita comentario pero fui a mirar para ver cuál significado elegir y me decidí por éste: Estado de dicha o felicidad en que se encuentra una persona que ha conseguido sus deseos.

Ven que he procedido corriendo las palabras una por una como quien corre las cuentas en un ábaco, no me las he llevado a otra parte para estudiarlas, nunca las saqué del hilo donde están engarzadas. Porque ese hilo es lo que mantiene el significado de cada palabra en su vínculo con las demás. Esas mismas palabras pueden ser ordenadas de otra manera y su significado ser otro.

Las palabras son cuentas, se pueden usar de muchas maneras, hacer todo tipo de collares.
Algo como Elevada ventura interior trae ropa amarilla no se ajusta bien a lo que quiere decir esta línea. Se puede usar en otro lugar, pero acá no se ajusta a la idea.
Porque la idea de esta línea es que algo brilla en la oscuridad para el que lo sabe ver, ese que puede ver el diamante en el barro. Ese que es competente para esa visión.

Las líneas yang no son serviciales, lo que tienen son ideas, imaginan mundos posibles, fantasean con las posibilidades, se proponen metas, se proyectan hacia el futuro. La líneas yang son heroicas e ingeniosas. Como la que se despierta al mutar esta quinta línea. Alguien que está llevando a la acción una idea, alguien que toma el riesgo sobre sí y busca ayudantes para hacer realidad esta idea, idea que apareció porque la vio y que se identifica con la expresión; "ropa interior amarilla". 
Pero, como vimos al estudiar la palabra traeno es posesión personal, es de Lo Receptivo; es decir, de la tierra, de las gentes, del pueblo, del trabajo, algo que nadie puede hacer por sí solo.
Por eso necesita de los otros que le ayuden a obtenerla, como los accionistas dueños de una mina necesitan de los mineros (esclavos, mitayos, siervos, secuestrados, prisioneros, obreros con salario), técnicos, maquinistas, ingenieros. informáticos, burócratas, políticos y de todos los que pagan los impuestos, además de una voluntad de hierro -los CEO de la empresa- para quedarse con ese valor que es de todos porque así hemos organizado la producción los hombres. Algo que explica el hexagrama 9 que le sigue.

Uso la analogía de una empresa porque el hexagrama 8 es una empresa que se completa con el 9, que puede ser una minera como digo acá, pero que también puede ser el Campeonato de Fórmula 1 de este año, aprender a usar el I Ching,  estudiar, capacitarte y obtener un título que nos habilite oficialmente para un trabajo que nos guste hacer o cómo darle una utilidad a ese espacio que no está aprovechado en nuestra casa o cómo convivir con alguien duraderamente lo que sería una empresa de pocas personas, socios, pareja, convivientes.
Algo que nos advierte este hexagrama 8, La Solidaridad, en su Dictamen:

La solidaridad trae ventura.
Indaga el oráculo una vez más, ve si tienes elevación, duración y perseverancia; si es así no habrá defecto.
Los inseguros se allegan poco a poco.
El que llega tarde tiene desventura.

Lo que nos está diciendo que esa ropa interior amarilla que hemos visto que trae ventura en la quinta línea del hexagrama dos, sólo se consigue con elevación, duración y perseverancia. Y que es una empresa que requiere de la colaboración, de la solidaridad, de la ayuda mutua. Que por algo es que el hexagrama se llama La Solidaridad.
No sea que todo lo que imagina y fantasea esa línea yang en el quinto puesto termine siendo un desastre porque terminamos llegando tarde siempre, porque estamos inseguros, porque no estamos cuando el otro lo necesita, porque nos escabullimos del trabajo duro, porque no se pueda contar con nosotros. La Solidaridad es cosa alegre cuando lo que hay es Solidaridad efectiva, en acciones, en materializaciones. Hablar de la solidaridad o imaginarla o darla por supuesta, no la construye. En esto es mejor mirar lo que se hace y no lo que se dice.

Todas esas cosas están ahí disponibles para algunos con que se dispongan a hacerlo, es decir, se propongan metas que le permitan eliminar sus limitaciones actuales -elevarse por sobre las limitaciones-, consigan ayudantes y sean perseverantes: el hexagrama 8 y , en particular, su quinta línea.

Lo que ve este personaje de la quinta línea es algo como eso que llamamos recursos, que lo son porque hemos encontrado su utilidad y si no la encontramos sólo es algo que está allí en el mundo natural o en el social y no valoramos. Un espacio no valorado aún,  o un objeto desechado por otros al que se le da un nuevo uso con la transformación del trabajo, la habilidad y el ingenio que le aplicamos, un nuevo uso para una tecnología, un invento, un diseño; lo que sea eso, es algo que los demás no han visto.
Cosas que para materializarlas uno necesita de mucha ayuda del pueblo, es decir un pueblo que trabaje y que se organice para poder poner esto a disposición del que lo distinga en la oscuridad del hexagrama 2 y tenga una idea y se la proponga a sí mismo y a los demás como meta. Porque hasta para transformar un mueble necesitamos herramientas, dinero, saber hacer, lijas y pinturas, fijaciones y cola. Todo lo cual no lo hemos hecho nosotros sino otras personas y lo que sabemos hacer es porque muchas personas que ya ni recordamos o desconocemos estuvieron ahí y nos enseñaron o mostraron cómo se hace, escribieron libros o inventaron la herramienta que estamos usando. 
¿Alguien sabe quién inventó la tijera? No. ¿El inventor tiene un monumento en una plaza? No. ¿Es útil? Si. ¿Sabemos usarla para hacer maravillas nunca vistas materializando nuestra idea? Eso está por verse aún en el hexagrama 8.

¿Cuál es nuestro cielo? ¿Tendremos lo que hace falta?
Que nuestra idea agregue algo más al mundo que nunca se había visto está montado sobre ese trabajo anónimo, desconocido, en la tierra común y oscura y está oculto abajo en el hexagrama 2 y en el hexagrama 8. Toda esa gente desconocida que trabaja y colabora alentada y sostenida por la quinta línea del hexagrama 8 para que una idea se convierta en una creación.
Y así se puede explicar muy bien, reitero, que al hexagrama 8 se lo pueda llamar La Solidaridad.

Algo como lo que también se ve acá en esta historia y en tantas otras historias grandes y pequeñas, conocidas y desconocidas y hasta en las "pequeñeces" de nuestras vidas. Es el poder de la idea brillante del quinto puesto del hexagrama 2 y del 8.
Una idea que aúna voluntades de conocidos y desconocidos, de vivos y de muertos:


Decimos que ese objetivo está a su alcance por el trabajo del pueblo que está abajo en el hexagrama 2 y en el 8 y que sin eso no se puede. Pero tampoco se puede si no se nos despiertan ideas cuando miramos hacia la oscuridad del 2, si no vemos lo que otros no ven. Por eso la otra cara de la moneda del hexagrama 8 es el hexagrama 14, Lo que se posee en gran medida. El hexagrama catorce tiene una luz muy intensa, porque arriba hay un sol y abajo un relámpago, digamos que también puede servir para iluminar al hexagrama dos y encontrar el diamante en el barro:


Pero esta ya es otra cuestión a la que me está llevando la concatenación de pensamientos propia del hexagrama 17, El Seguimiento, acá hago punto final. Por ahora, ya está más o menos expuesto lo que promete el título de esta entrada.


Comentarios

  1. "olvidar que la palabra NO ES LA COSA es un error que nos limita la percepción del ser de la cosa." Son las primeras palabras del Tao Te King

    El Tao que puede ser expresado
    no es el verdadero Tao.
    El nombre que se le puede dar
    no es su verdadero nombre.
    Sin nombre es el principio del universo;
    y con nombre, es la madre de todas las cosas.
    Desde el no-ser comprendemos su esencia;
    y desde el ser, sólo vemos su apariencia

    Desde la palabra solo vemos su apariencia pero la palabra no puede expresar la esencia ni la totalidad, de ahí que sea tan importante y necesario no limitarse al término sino hacer el ejercicio que has hecho para ampliar la resonancia hasta alcanzar el significado necesario para el momento.

    También me ha resultado sugerente el ejercicio de desmenuzar el sentido de cada palabra para abarcar su significado simbólico. Es muy parecido a lo que Jung hacía para desentrañar el significado de un sueño. Si soñamos con ropa interior amarilla es importante saber que la ropa es un elemento externo que cubre al ser, que al ser interior no es la que se ve sino la que va más pegada a aquello que uno es, y que el color amarillo tiene un significado que no tiene el color rojo o el azul. De esta manera los significados se van desplegando por sí solos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y sí la cosa funciona en fractales, no es causa-consecuencia. causa consecuencia es una apariencia de la cosa. Hay otra manera de mirar el mundo, es lateral, por semejanza, en cada momento, en cada fracción de tiempo. No importa si la fracción de tiempo es a<zhora o es hace 20 años o dentro de 20 años. Siempre te la mostrará con un signo que señala la cualidad del momento. Que uno pueda o no pueda identificar a los actores es otra cuestión que nos interesa en lo personal porque hicimos una pregunta personal sobre algo que nos involucra. Pero para entender cómo funciona este libro y cómo tenemos que aprender a pensar con él, eso no tiene ninguna importancia. En esta entrada intento hacer más explícito lo que hago en mis interpretaciones, mostrar una manera de hacer. Y ves que nos es complicado, sólo hay que cambiar la manera de pensar las cosas. Si uso una metáfora, entre líneas de esa metáfora está el significado que estoy buscando. Esa entrada que enlacé, la otra del 39, es un puro ejercio con las metáforas. Y no son desconocidas las metaforas que investigo allí, están en la bibliografía del I Ching. Incluso están acá, en la columna lateral donde tengo enlazado el libro de Helmutt Wilhelm. Pero noto que, aunque la cosa está a la vista, muy difícilmente la ven por su propia cuenta. No nos enseñan a pensar así, sólo nos enseñan a pensar con causa-consecuencia, con la lógica formal. pero está la lógica de la analogía y los ordenadores la están usando muchísimo. El buscador te acerca lo que buscas por analogía. Es un pensamiento que estamos usando cada vez más y que sé se generalizará y es el del I Ching. Por eso decidí escribir esta entrada, para ponerle luces de neón al cartel que dice METÁFORA y dice ANALOGÍA y dice ALEGORÍA (que sería el texto de la Imagen).
      Entiendo que Jung haya casado tan bien con las maneras del I Ching y la versión de Ritsema-Karcher me abrió los ojos cuando la compre en los '90. Fue una luz que se encendió. Vi como era la cosa del campo de palabras que rodea a cada palabra del texto.
      Pero hay otro camino también y son los trigramas y su campo de significado que es enorme porque sólo son 8!!!!! Y el de las posiciones y sus relaciones que tienen que ver con la geometría del signo.
      Los tres caminos se tienen que unir en nuestra mente para pensar este mundo y usar el I Ching es un ejercicio magnífico. No es que uno se pone con esto y no hace otra cosa, uno vive cada etapa de su vida como cualquier hijo de vecino. pero lo hace en compañía de este libro. El efecto es revolucionario, te da vuelta como una media. Ahora puedes ver el juego del yin y el yang yendo y viniendo, subiendo y bajando, acá, en el mundo de todos los días. Los 64 son arquetipos, mejor dicho, eso que Jung llamó arquetipos pero no alcanza jajajajaj.
      Hay un código que aprender. A le dice a B y B le dice a C. B es el I Ching, A es el mundo, C somos nosotros. Leer el mundo.

      Eliminar
    2. Te digo que estoy notando que, con el tiempo de usar este libro llega un momento que comienzas a saltar por sobre B y conectas directamente A con C sin necesidad de consultar con el libro. Y encontré un ejercicio para estimularlo. Es un ejercicio que está en unas pocas entradas recientes con la etiqueta ATRIBUCIÓN porque lo que haces es identificar en el mundo y atribuir un signo, un hexagrama a lo que identificas. Me interesa todo esto porque el miedo y la mentira huyen despavoridos de la luz de la consciencia jejejej. Y así podemos ser libres de responder a la propia naturaleza de cada uno sin complicarnos la vida. Simple y fácil dice este libro, el Tao Te King también. Pero hay condicionamientos que superar y ollas sucias que limpiar. Es un trabajo de limpieza, el más sagrado de todos porque nos restituye nuestra naturaleza original y también se la restituye a este planeta. Es el único camino y es un trabajo de cada uno. pero se puede enseñar y en eso estoy.

      Eliminar
    3. En realidad, a las metáforas se las desmenuza, no se las investiga. Digamos que se separan las partes sin cortarlas como hice con ropa interior amarilla trae elevada ventura. Ves que no las separé, las fui juntando, acumulando como quien pasa las cuentas en un ábaco.

      Eliminar
  2. excelente articulo y excelentes comentarios. Bravo. Marta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni, un gusto verte por acá. Un abrazo, gracias.

      Eliminar
  3. Gracias Marta por tu trabajo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti Gigi, por darle sentido a mi trabajo.

      Eliminar
  4. Buenas noches Marta! Soy Rocío. Esta vez te escribo para contarte una experiencia.
    Como recién estoy iniciándome en la comprensión de los textos del I Ching cada mañana, a modo de estudio, le pregunto al Maestro que debo saber acerca de mi día. Hoy me respondió 2.2.3.5 al 48. Antes necesitaba sentarme a estas horas para meditar sobre lo que simbolizaba, últimamente hago click en el momento en que las cosas que me dice el Maestro suceden. Como pasó hoy.
    Estando con mi Mamá cosechamos las primeras naranjas de este año del árbol que está en nuestra casa.
    Esto podría parecerle a cualquier persona una pequeñez pero para mi es el diamante en el barro. Nunca puedo encontrar las palabras para describir la profunda Gratitud que sentimos en nuestra familia por la Madre Tierra. En ese segundito que demoro en sacar una naranja me conecto con mi abuela que ya no está pero me enseñó a ser agradecida y amistosa con la Pachamama, con las personas que ya no están en mi vida pero están, con las que vienen en camino..
    Leyendo tu analogía de la línea 5 me lleno de emoción porque no pudiste describirlo mejor.
    "Ropa interior amarilla trae elevada ventura" yo me hago cargo de tus palabras Marta: Estado de dicha o felicidad en que se encuentra una persona que ha conseguido sus deseos. Ese momentito para mi es uno de los más dichosos de la vida, en donde siento la conexión con lo profundo, con las raíces.
    Y con respecto a la mutación de esa línea, claro, necesitaba la ayuda de mamá para treparme al árbol jajjajaja.
    Entiendo entonces que "La Madre Tierra también es como el Pozo de agua, inagotable". Hoy si que esto me ha alimentado el espíritu.

    Gracias Marta. Abrazo!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

No se aceptan comentarios anónimos ni aquellos que no se correspondan al tema de la entrada. Este espacio de comentarios es para compartir las lecturas, no para utilizarlo como consultorio personal. Está activado el moderador de comentarios por lo que será publicado luego de que yo lo lea. Activen el comando "Avisarme"del formulario de comentarios para que les llegue su publicación y mi respuesta. Gracias por participar con nosotros.

Entradas populares de este blog

Hexagrama 56, para su sexta línea.

Hexagrama 61, una lectura de las lineas 3 y 4

Hexagrama 63, para su tercera línea

Hexagrama 50, Ting, El Caldero, algunas reflexiones.

Hexagrama 52, La Montaña, las líneas